Phragmifiltre ® Instalaciones de lagunas para tratamiento de aguas residuales

Portugal, Centro, 2009

Proyecto de actuación:

Planificación y diseño de lagunas y plantas SBR para 11 zonas entre 500 y 2000 habitantes

Diseño detallado de 3 Instalaciones Phragmifiltre® en S. Pedro de Alva, Aveleira und Cortes

Supervisión de la construcción

Instrucciones de operación, Instrucciones del personal y monitoreo de la operación

 

Parámetros claves:

DQO < 125 mg/l
DBO < 25 mg/l
Sólidos filtrables < 35 mg/l

Eficiencia energética:

< 5 kWh por habitante por año
< 0,1 kWh por m³ de agua residual

Costes de construcción:

1,240 Millones €

Desafío:

Establecimiento de una planta de tratamiento descentralizado de aguas residuales con tratamiento integrado de lodos para aproximadamente 2000 habitantes en tres zonas montañosas, evitando especialmente la contaminación por olores.

Para cumplir con los últimos requerimientos en materia de suministro de agua y tecnologías ambientales, dos de las plantas existentes tuvieron que ser interrumpidas o ampliadas.

Hasta el momento, en Portugal, las lagunas con flujo horizontal construidas con un alto uso de la superficie habían sido la tecnología exclusiva.

Los tratamientos de aguas residuales en la práctica, fueron frecuentemente insuficientes.

Las plantas de tratamiento fueron equipadas con grandes tanques de sedimentación o fosas que no fueron suficientes para estabilizar el fango producido o no alcanzaban una alta emisión de metano.

Solución:

En colaboración con la constructora portuguesa Oliveiras SA se desarrolló un concepto alternativo. Fue la primera vez que llegó a Portugal una tecnología de tratamiento de aguas residuales como el sistema Phragmifiltre®. Para adaptar el sistema a cada zona, las superficies de filtro pudieron ser diseñadas cercanas a cualquier forma geométrica.

Estas lagunas operan exclusivamente en condiciones aerobias (dependientes de oxígeno). La formación de olores y metano se evita en gran parte.

Durante el funcionamiento de la instalación Phragmifiltre®, se redujo drásticamente el volumen de lodo, esto facilita la operación en zonas remotas. El lodo debe ser transportado solamente en un intervalo de 10-15 años desde ahora.

Todos los parámetros claves de los efluentes de las lagunas han sido estables y significativamente más bajos que los límites legales.